La Maca y sus propiedades

La maca, la alternativa a la famosa pastilla azul

La maca es un regalo que la naturaleza pone a nuestro alcance para combatir la disfunción sexual y mejorar la libido y la fertilidad, tanto en hombres como en mujeres.

Pero sus virtudes no acaban aquí. Gracias a su compleja composición nutricional y su actividad antioxidante (glucosinolatos, esteroles, alcaloides, polifenoles, ácidos grasos, amidas….) se han descrito múltiples aplicaciones terapéuticas naturales que abarcan también la osteoporosis, la hipertrofia benigna de próstata, la menopausia o incluso el estrés y la ansiedad.

Si usted sufre de alguno de estos problemas, la maca le ofrece ahora un amplio abanico de propiedades beneficiosas y soluciones.

Un secreto guardado a 4.000 metros de altitud

Directamente desde los Andes, cultivada a más de 4.000 metros de altura, llega a nosotros esta asombrosa planta. La maca se extrae de la raíz de un tubérculo (Lepidium Myenil), que al encontrarse bajo tierra puede soportar las condiciones climáticas extremas derivadas del frío y la altitud.

Hace más de 3.000 años los incas ya disfrutaban de sus múltiples propiedades medicinales, destacando el incremento de la fertilidad y el deseo sexual. No en vano los conquistadores españoles la apodaron como la “hierba del sexo de los incas”, avalando así sus efectos positivos sobre la salud sexual. Y si entonces funcionaba, ahora usted también podrá beneficiarse de las increíbles propiedades de la maca.

Acabe de raíz con la disfunción sexual

Créame si le digo que, en materia de salud sexual, nos encontramos ante un mercado inundado de productos milagro, y en algunos casos, directamente de fraudes. Seguro que habrá oído hablar de la famosa “pastilla azul” o sus múltiples sucesoras, responsables de numerosos efectos secundarios que pueden pasar desapercibidos en un primer momento. Dado su origen natural, no olvidemos que se trata de una raíz, la maca se presenta ante nosotros como la alternativa ideal a las terapias convencionales.

En casos de disfunción sexual los estudios han demostrado que la maca funciona.

Los diferentes ensayos clínicos realizados sugieren un efecto favorable de la maca sobre la disfunción sexual o en el deseo sexual en mujeres menopáusicas sanas o adultos varones sanos. (1) (2)

De la misma manera, pacientes con disfunción sexual inducida por el uso de inhibidores de la recaptura de serotonina (SSRI) a los que se les administró 3,0 g/día de maca, tuvieron una mejoría en las pruebas de función sexual, siendo el consumo de maca bien tolerado. (3)

Mejora de la fertilidad

Y en relación con la espermatogénesis, la administración durante 84 días de maca negra o maca amarilla ofrece igualmente resultados positivos: aumento del conteo de espermatozoides en el conducto deferente. Dicho de otra forma, la ingesta de maca aumenta el número de espermatozoides y, por tanto, la fertilidad. (4)

Una menopausia menos menopáusica

Si usted es una mujer en el umbral de la menopausia, sabe de los inconvenientes, trastornos e incomodidades asociados a esta etapa. Y para usted la maca también tiene una buena noticia: los estudios clínicos demuestran sus efectos favorables en mujeres premenopáusicas, menopáusicas y postmenopáusicas. En estos casos la maca contribuye a elevar los niveles de la hormona estradiol, la hormona femenina implicada en el correcto funcionamiento sexual y reproductivo y que además afecta positivamente a los huesos, ayudando a combatir la osteoporosis. (5) (6)

Dicho de otra forma, usted pasará igualmente la menopausia. Pero gracias a la maca será más llevadera.

No se vaya todavía: aún hay más

Aunque no tenga problemas de deseo sexual o fertilidad, la maca puede hacer mucho por usted, ya que actúa como un tónico sobre el conjunto del organismo, reportándole múltiples beneficios.

¿Hay quién dé más?

  • Depresión y ansiedad. El consumo de maca reduce los picos de depresión y ansiedad en varones adultos y en dosis elevadas de 3,5 g/día consumida durante seis semanas reduce los síntomas psicológicos en mujeres posmenopáusicas. (7) (1)
  • Estrés. La maca podría favorecer la respuesta del organismo ante situaciones de estrés. Así, por ejemplo, el extracto metanólico de maca es capaz de atenuar, e incluso eliminar, variaciones del equilibrio fisiológico producido por estrés, lo que otorgaría a la maca un rol adaptógeno. (8) (9)
  • Hiperplasia benigna de próstata (HBP). A partir de los 40 años, casi la mitad de los varones experimentan un crecimiento conocido como hiperplasia benigna de próstata, que afecta a su calidad de vida generando problemas de micción, dolor y dificultad al orinar (con los consiguientes paseos nocturnos frecuentes al servicio, por lo general infructuosos). A las terapias tradicionales utilizadas contra la HBP, en los últimos años se ha unido la fitoterapia, donde cabe destacar las propiedades de la maca roja para combatir esta dolencia. (10)En un estudio en ratas adultas con HBP, un extracto acuoso de maca roja fue capaz de revertir este efecto sobre la próstata, sin afectar el peso de las vesículas seminales. En este mismo estudio, el grupo control también recibió finasteride, un medicamento de uso común contra la HBP que, si bien redujo el peso de la próstata, también lo hizo con el peso de las vesículas seminales, demostrando así la prevalencia de las terapias naturales sobre las convencionales, que suelen generar efectos secundarios. (11)
  • Osteoporosis. La fitoterapia también se ha postulado en los últimos años como alternativa a las terapias hormonales de reemplazo (THR), que a pesar de ser efectivas en la prevención de la pérdida de masa ósea, presentan efectos colaterales serios. La maca roja tiene un efecto protector sobre los órganos regulados por hormonas esteroideas, como es el metabolismo óseo. Un estudio en los Andes centrales muestra que los consumidores de maca sufren menos fracturas óseas que los que no la consumen. (12) (13)
  • Antiviral contra la gripe. El extracto de maca ha demostrado in vitro (prueba de laboratorio) que tiene actividad antiviral frente al virus de la gripe tanto del tipo A como del tipo B, lo que abre la posibilidad de su uso como alternativa terapéutica. (14)

Un color para cada problema. Y para cada solución

No todas las macas son iguales. Se han descrito hasta 13 variedades diferentes en función de su coloración, que van desde del blanco al negro. Los estudios realizados para comprobar los múltiples beneficios asociados a cada color se han centrado principalmente en las variedades amarilla, roja, blanca y negra. (15)

En cuanto a su composición natural, la maca de tonos amarillos es más rica en luteína y beta-caroteno (precursor de la vitamina A), mientras que las de colores más oscuros son ricas en antocianinas, e incluso la maca negra aporta isoflavonas en presencia de hierro. Por su parte, la maca blanca, aunque con menor proporción de sustancias con actividad antioxidante, es más rica en proteínas, siendo la macatina la predominante. (16)

Si hablamos de sus efectos, la maca negra ofrece una mejor respuesta en el incremento de la fertilidad, el control de la glucosa y la resistencia física, mientras que la maca roja lo hace sobre la hiperplasia benigna de próstata y la osteoporosis.

En definitiva, cada color tiene unas características nutricionales y unas propiedades asociadas, por lo que la recomendación para obtener un beneficio global para la salud sería consumir un producto que contenga macas de varios colores.

La maca, naturalmente

Siempre encontraremos la maca en forma de suplementos naturales a base de extractos concentrados, ya que en Europa hoy por hoy es complicado encontrar la raíz en su estado natural en fruterías o tiendas de productos naturales.

A pesar de la escasez de estudios realizados sobre humanos hasta la fecha, las investigaciones sobre ratones sitúan a la maca como un producto saludable. No olvidemos la importancia de estos estudios, pues son los primeros en avalar la viabilidad de una sustancia en su carrera hasta llegar al mercado. Así pues, siguiendo los mismos podemos decir que la maca es segura para la salud en las dosis recomendadas.

¿Y cuáles son estas dosis? En función de la dolencia a tratar y las diferencias lógicas entre fabricantes, las recomendaciones oscilan entre los 1.000 mg/día como dosis iniciales y los 3.000 mg/día en terapias más exigentes.

Si usted sufre de dolencias hepáticas, tampoco debe preocuparse, ya que diferentes estudios demuestran que los extractos acuosos y metanólicos de la maca no muestran hepatotoxicidad in vitro. (17)

No se deje llevar por falsas promesas ni efectos milagrosos. Siempre es mejor confiar en un producto natural y saludable. Como la maca.

La pregunta del millón: ¿Qué marca de maca elegir?

A la hora de elegir qué extracto de maca consumir, debe tener en cuenta una serie de factores, como su origen, composición o proceso de elaboración.

La maca ideal debe cumplir una serie de premisas, pues no todas las macas cumplen con los requisitos mínimos. Por ello, es recomendable:

  • Que la maca sea cultivada según los requisitos de la agricultura ecológica, y estar completamente exenta de contaminantes ambientales como pesticidas, herbicidas y metales pesados.
  • Que sólo se utilice en la elaboración del compuesto el hipocótilo, la parte del tubérculo que se encuentra bajo el suelo, al ser esta la parte que ha sido sometida a estudios e investigaciones y a la que se le atribuyen las propiedades beneficiosas de la maca.
  • Que los compuestos contengan maca de varios colores, ya que recogen todos los beneficios de las diferentes variedades.
  • Que esté fabricado siguiendo las BPF (Buenas prácticas de fabricación), requisito básico en todo laboratorio de gran calidad.

(Fuente: Tener Salud 11/4/2016)

Top